Aunque la mayoría de los mexicanos escogemos destinos de Estados Unidos y Canadá, a veces olvidamos que esta misma experiencia se puede vivir de otra manera al esquiar en los Alpes. Y es que el nivel de las pendientes en esta cadena de montañas se vuelve un reto de técnica y habilidad.  Es por ello que te compartimos estos tres destinos según tu nivel.

Courchevel

Nivel: Principiantes.

Ubicado en el área de ski conocida como “Trois Vallées”  (Tres valles) que también incluye a Méribel y Val Thorens, forman la zona de esquí más grande del mundo con más de 600 kilómetros de pistas.  Dentro de estas el 13% son verdes, 39% azules, 38% rojas y 10% negras.

Courchevel se destaca como destino por ofrecer a sus principiantes espacios ZEN o “Zonas de evolución de novatos” que permiten a niños y adultos esquiar tranquilamente sin temor a ser molestados por esquiadores con mayor experiencia.  Estos espacios están claramente marcados con cintas móviles y se forman de colinas suaves totalmente abiertas donde pueden practicar lo básico y poco a poco ganar confianza.

Para quienes inician, las escuelas de esquí de Courchevel suman una oferta de más de 900 instructores, así que no dudes en solicitar un guía de habla española o hispana por si el francés aún no se te da a al 100%.

Para las familias que viajan con niños pequeños, encontrarán los “Pueblos de Niños”, los cuales han sido diseñados especialmente para niños que inician en el deporte del ski, la edad mínima para poder acceder a estos es de 18 meses.

Les Arcs

Nivel: Intermedio.

Formada por cuatro áreas nombradas por la altitud  aproximada a la que se encuentran: Arc 1600, Arc 1800, Arc 1950 y Arc 2000. Este resort de montaña ubicado en la región de Saboya, Francia recibe locales e internacionales y es muy solicitado debido a la conexión que tiene a través del teleférico Vanoise Express con los resorts de La Plagne y Peisey-Vallandry.

Les Arcs con sus 200 km esquiables se fusiona con estos resorts para dar un total de 425km de pistas y a la región en su conjunto se le conoce como Paradiski. En cifras claras este territorio nos ofrece 12 pistas verdes, 135 azules, 77 rojas y 37 negras, un número excelente para aquellos intermedios que buscan abundancia de pistas azules y rojas sin tener que repetir.

Para aquellos esquiadores que aman seguir su rendimiento físico encontrarán más de 60 sitios de WIFI gratuito en la región Paradiski en donde podrán actualizar cualquier programa de ejercicio. Y para aquellos amantes de esquiar en powder o asegurar una buena nieve durante su viaje Les arcs cuenta con web cams ubicadas en sus principales estaciones de ski que te brindarán una visibilidad en vivo y a 360 grados de sus alrededores.

Reserva el último día o una tarde para visitar la Mille 8, un parque donde encontrarás centros con diversas actividades para ski o nadar así como restaurantes para disfrutar de una tarde de après-ski. Para esquiadores intermedios mi recomendación es visitar “Le Boarder”, un sitio donde se combinan elementos como medios túneles de nieve (half-pipe) y pistas para hacer “ski cross” que semejan una pista estilo libre.  ¡Algo que seguro te hará desafiar tu comodidad para animarte a esquiar en negras!

Val d’Isère

Nivel: Avanzado

Ubicado también en la región de Saboya, cuenta con un área gigantesca de ski en conjunto con el resort Tignes conocida como Espace Killy.  Este espacio cuenta con 300 km esquiables de pistas; 13% de estas verdes, 42% azules, 26% rojas, 17% negras y con 78 lifts. Su óptimo clima que ronda regularmente por debajo de los cero grados centígrados le permite una de las temporadas más largas de invierno (del 25 de Noviembre al 1 de Mayo) para ofrecerse como destino con un seguro de nieve garantizado.

Val d’Isère se divide en varios sectores: Solaise, Bellavarde, La Daille, Le  Laisinant y Le Foret.  De estos Bellaverde es el más característico de este destino ya que este acogió el evento de esquí alpino masculino de los Juegos Olímpicos de 1992.

Para los esquiadores avanzados  mi recomendación es lanzarse a la aventura a través de alguna de las de las pistas estilo libre. Muy importante decirte que es de suma importancia tener experiencia en este tipo de ski y muy recomendable contar con un guía certificado si es tu primera vez realizándolo. De la voz de los expertos las dos pistas que más se recomiendan son:

Le Foret Trees.

Siendo una de las rutas estilo libre más conocidas de Val d’Isère, Le Toret Trees te permite esquiar a un nivel por arriba del nacimiento de los árboles, esto significa una gran cantidad de powder que te llegará a la cintura.  El panorama es virgen y lograrás ver como eres de los pocos sino es que el único en marcar tu camino a través del terreno.

Le tour du Charvet

Bajando de la silla “Grand Pré” y rodeando el pico Charvet para bajar en dirección al Valle de Manchet, el Tour du Chavalet es la mejor pista libre para empezar el día y disfrutar del powder nocturno. Es el lugar perfecto para tomar confianza esquiando en nieve profunda ya que gracias a su inclinación moderada permite un fácil control de la velocidad. ¡Ten por seguro que serás de los pocos en poder apreciar el paisaje desde este costado de la montaña!

Así que como verás, hay mucho que disfrutar en cualquier destino de montaña de Francia. ¡No te lo puedes perder!